lunes, 22 de agosto de 2016

SEGURO vs FIANZA DIFERENCIAS


DIFERENCIAS

Con el propósito de aclarar las inquietudes de nuestros clientes,  y evitar la confusión que puede existir sobre las figuras de Fianza y Seguro, a continuación presentamos un pequeño resumen acerca de las definiciones y diferencias entre ambas, para lo cual nos permitimos hacer las siguientes consideraciones:




En cuanto a su definición:

Frente a la figura de “Seguro”, nuestra legislación no contempla una definición específica; sin embargo, nos podemos apoyar en doctrinantes que han tratado  de llenar dicho vacío, entre los cuales podemos encontrar la siguiente definición:

El Seguro es un contrato por el cual una persona jurídica debidamente autorizada por el ESTADO, se obliga mediante una prima a pagar al beneficiario o al asegurado hasta el monto total de la suma asegurada, en el caso de verificarse la eventualidad prevista[1]

Por el contrario, nuestra legislación si se ocupa de describir lo relacionado al contrato de Fianza, y lo expresa de manera clara, en los artículos del 2361 hasta el 2408 del Código Civil, entre los cuales lo define como:

La fianza es una obligación accesoria, en virtud de la cual una o más personas responden por una obligación ajena, comprometiéndose para con el acreedor a cumplirla en todo o parte, si el deudor principal no la cumple”.

En cuanto a su existencia:

Otra de las diferencias entre estas dos figuras, radica en que el contrato de “seguro” es un contrato principal, por lo que puede subsistir por sí solo, sin necesidad de la existencia de otro contrato, debido a que lo que se asegura es una “eventualidad prevista”; Por el contrario, el contrato de “Fianza” es un contrato accesorio, que requiere de la existencia de otro contrato principal, sobre el cual va a garantizar su cumplimiento (Art. 1499 C.C.).


En cuanto a la persona que lo expide:

La persona que expide los “seguros” necesariamente tendrá que ser una empresa aseguradora, las cuales se encuentran reguladas por la Superintendencia financiera.

Por otro lado, las personas que expiden los “contratos de Fianza” son personas jurídicas, legalmente constituidas, las cuales se encuentran reguladas por la Superintendencia de sociedades y su información se puede consultar en las cámaras de comercio.

Ahora bien, cada entidad, sea aseguradora o afianzadora, es autónoma en decidir hacia qué sector del mercado enfocará el desarrollo de sus actividades, así como también son autónomas en delimitar los servicios a ofrecer.

En el caso particular de  EJEFIANZA S.A.; es una empresa que nació del gremio inmobiliario del Eje Cafetero, constituida legalmente en el año 2007, surgiendo de la necesidad del gremio inmobiliario de contar con un aliado estratégico, en la garantía de sus contratos de arrendamiento y apoyo en el desarrollo de sus actividades comerciales.

Es por eso, que nuestro gran compromiso es y seguirá siendo, propender  por el fortalecimiento y desarrollo del gremio inmobiliario, lo cual nos ha llevado a constituirnos en la AFIANZADORA LIDER DEL EJE CAFETERO, caracterizándose principalmente por:

  •  La agilidad en el estudio de crédito de sus solicitudes.
  • La excelente atención a todos sus clientes
  • La constante lucha para la profesionalización del gremio inmobiliario, con las capacitaciones dictadas en diferentes áreas, tanto para los clientes inmobiliarios vinculados, como para su equipo de colaboradores
  • La asesoría jurídica permanente.
  • El fomento de la integración y buenas costumbres comerciales en el gremio inmobiliario.


EJEFIANZA S.A., es hoy,  más que una empresa del sector inmobiliario, el RESPALDO Y APOYO INTEGRAL que el inmobiliario necesita.




[1] GALINDO CUBIDES, Hernando. (2011). “El seguro de Fianza. Garantía Única de Cumplimiento”. Segunda Edición. Bogotá D.C. – Colombia. Legis S.A. Pág. 43.





0 comentarios:

Publicar un comentario